1/12/14

Variaciones: Punto de partida

A continuación, la anécdota trivial que servirá de punto de partida de mis Variaciones. Para conocer la iniciativa, clic aquí.

Estaba en el subte C, en el andén del lado que va a Constitución en plena hora pico. El lugar estaba lleno de gente, a pesar de que acababa de irse un tren, y las formaciones pasaban con mayor frecuencia de lo habitual. 

Me alejé de la escalera y fui caminando hasta la mitad del andén, más o menos a medio camino entre la pared y la línea amarilla. En seguida llegó un tren totalmente vacío. Avancé algunos pasos, pero una multitud se amontonó en las puertas, y decidí quedarme atrás. 
Se abrieron las puertas, y la gente que estaba delante de mí quiso entrar toda al mismo tiempo, por lo que, por unos instantes, se quedaron atascados en la entrada. Con un poco de presión se liberaron y pudieron sentarse rápidamente. 


Espero sus anécdotas en los comentarios!!

Imagen extraída de: https://espasmosensorial.wordpress.com/2012/10/01/subte-el-arte-de-viajar-como-el-ortosub/ 

3 comentarios:

  1. Enhorabuena por el ejercicio de variaciones, leerlas es un placer! Hoy incluso he analizado morfo-sintácticanente la oración de proposiciones coordinadas y subordinadas, pero me lo guardo por temor a suspender ;-) Me gustaría comentar una pequeña reflexión o duda que se me plantea, quizá te parezca una tontería o tal vez lo aclare Raymond Quenau en su libro. Y es esto: ¿por qué llamar precisamente a esta narración "punto de partida"? ¿significa eso que hay un modo totalmente "normal" de relatar los hechos? ¿significa más bien que es esa versión es la que se corresponde con el estilo propio o más espontáneo de quien hace las otras versiones (creo que Quenau tituló "Relato" a su punto de partida)? ¿las otras versiones tendrían entidad propia más allá de ser un ejercicio de "variaciones" o la cobran solo en relación a la versión "oficial"?. Parece claro que no puede haber un relato objetivo de los hechos, porque cada versión aporta algo. Como decía uno, los hechos no vienen tan hechos. Por ejemplo a mí me ha gustado especialmente esa variación tuya surrealista, con la temporada de jirafas y la lluvia de sopa crema de claveles... ¿al ser menos realista dice menos? Tal vez decir diferente a veces equivalga a decir menos, pero nuevamente... con respecto a un presunto original puro. Una de las versiones creo que Quenau la denominó "subjetiva", como si hubiera alguna que no lo fuera... Ahí dejo mi opinión, aunque sea una trivialidad: incluso si llamáramos estilo periodístico al relato de partida ¿no deberíamos ya plantearnos qué grupo editorial patrocina la noticia?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy interesante reflexión. Queneau llama a su relato "Notation" (notación), pero yo le cambié el nombre por un cuestión práctica: a menudo me veo obligada a volver al primer relato para recordar los detalles y seleccionar lo que me interesa. En todo caso, es una narración sin restricciones formales de ningún tipo, en tercera persona, con tono neutro, y creo que su lectura previa ayuda a la comprensión del resto de los ejercicios. El nombre de "Variaciones" lo elegí por las Variaciones Goldberg, que de hecho, fue lo que inspiró a Queneau a escribir sus ejercicios. Estoy de acuerdo en que todas las versiones son válidas por sí mismas, pero una tenía que elegir para empezar ;)

      Muchas gracias por tu comentario!

      Eliminar
    2. Primera persona, bueh. Por eso tengo que releer de vez en cuando :P

      Eliminar

No seas tímid@, comentate algo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...